Salva tus músculos y tu salud

Evita la pérdida de Masa Muscular con la edad.

Numerosos estudios han concluido que el ser humano despues de los 40 años de edad, pierde aproximadamente el 10% de su masa muscular cada 10 anos. Esto hace que nuestra capacidad de quemar grasas y calorías se vea disminuida en la misma medida, ya que es en los músculos donde se queman las calorías provenientes del azúcar y carbohidratos que consumimos diariamente. Para mantener esos músculos y hacer que funcionen adecuadamente como nuestros hornos quemadores de grasas, es necesario hacer un muy sencillo trabajo físico diario, que no tiene que ser nada difícil ni complicado. Hay muchos ejercicios caseros que se pueden realizar fácilmente sin tener que soportar molestias o dolores, ni requerir de equipos especiales. Para los más activos físicamente, unas 10 flexiones diarias, si es posible una o dos veces al día, activará el funcionamiento de esos músculos, para que mantengan su volumen y capacidad de eliminar calorías, también se puede combinar con unas 20 sentadillas, y algunas abdominales. Es importante siempre comenzar en un número bajo de repeticiones, las mínima que sea capaz de soportar,  y aumentarlas a medida que fortalecemos más nuestros músculos y articulaciones. Esto además de mantener activa la estructura muscular, hará que el cuerpo produzca endorfinas, la hormona de la felicidad, y genere una sensación de confianza, felicidad, paz, y aumentará tu autoestima.

Si sientes por tu edad o condiciones físicas que no puedes realizar etas actividades, te invito a probar esta serie de ejercicios caseros.

Levantar una jarra de agua de forma repetitiva activará parte de tus músculos, puedes comenzar con una jarra o botella de agua mineral de plástico, del tamaño que desees, y variar su contenido de líquido para aumentar o disminuir su peso, recuerda que lo importante es poner a trabajar los músculos y no retarte con mayores pesos o hacerte daño en la primera. Puedes hacer de 10 a 20 repeticiones una o dos veces al día, preferiblemente después de haber ingerido alimentos, y con el tiempo aumentar de forma progresiva el peso, procurando estirar tus articulaciones y realizar movimientos completos. Lo importante aquí es ser constante y hacer lo ejercicios diariamente, como un hábito que incorporarás a tu vida, al igual que cepillas tus dientes o arreglas tu cama al levantarte. También puedes subir y bajar las escaleras un par de pisos en tu edificio o casa, de forma repetitiva varias veces seguidas, comenzando con el número de veces que seas capaz de realizar, para luego ir incrementándolo a medida que desarrollas más resistencia física. Otro ejercicio para los miembros inferiores es el subir y bajar un taburete, este debe ser muy bajo al principio, y realizarás varias repeticiones de subir y bajar del banquito de forma seguida (puedes comenzar con sólo 10 repeticiones), escuchar tu música favorita te hará disfrutar más de la experiencia.

Puedes acompañar tu rutina de mantenimiento comiendo alimentos ricos en proteínas antes y después del ejercicio, como lo son los huevos, las carnes, pescado y los granos. También puedes consumir suplementos vitamínicos ricos en vitamina D y concentrados de proteínas. Esto ayudará a la formación de fibras nuevas de masa muscular.

De esta forma estarás acondicionando tus músculos, te sentirás mucho mejor de ánimo, y evitarás disminuir tu capacidad muscular que se presenta con la edad, lo que te ayudará a quemar más grasas y calorías, y sentirte mucho mejor en general. Anímate ya y comienza ahora mismo, no hay mejor momento para empezar a sentirte mejor que ahora. Y recuerda:

 

Vive Sano, Vive Bien.

 

por J. Zambrano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *