Parabrisas o Retrovisor?

Resultado de imagen para parabrisas y retrovisor

Si manejas o has manejado un vehículo alguna vez, sabes lo que es un “parabrisas” y un “espejo retrovisor” y seguramente también  comprendes que la vista del conductor debe mirar al frente, al parabrisas, que suele ser grande y estar despejado. Eventualmente es necesario ver los retrovisores, especialmente, a la hora de realizar una maniobra, como doblar, cambiarnos de canal, retroceder o similar. Pero, ¿Qué sucedería si sólo miramos los retrovisores?

Un automovilista que no mira al frente pone en riesgo su vida y  es una tragedia segura tanto para el como para otros a su alrededor.

Exactamente así sucede con la vida, el futuro está a la vista frente a nuestros ojos como un gran parabrisas, el pasado es solo una referencia, para ver lo que dejaste atrás, cuidarte y protegerte de impactos inesperados, pero…

¿Cuánto tiempo dedicas a recordar el pasado?

¿Cuánto tiempo dedicas  a  recrear lo que ya tienes?

¿Cuánto tiempo dedicas a  criticar a otros?

¿Cuánto tiempo dedicas a quejarte de tu situación?

¿Estás recreando en tu mente la misma realidad de hace un año, hace 10 años o hace 20 años?

Tu presente es el resultado de tu pasado, pero tu futuro se está gestando en este mismo instante. Si quieres hacer algo bueno por ti, entonces no analices más el pasado, no preguntes sobre lo que pasó, sal de la víctima, cada persona que llega a nuestra vida tuvo que adaptarse a su tiempo, a su época, a un ritmo y sobre todo tuvo que sanar. Mira los retrovisores de tu vida, sólo para maniobrar mejor hacia el futuro, sólo como referencia, para no cometer los mismos errores.

Nos fusionamos con los demás para crecer. Acepta que todo lo que estás experimentando en estos momentos es el producto de tus deseos y creencias conscientes o no, la relación con los demás y con todo lo que nos rodea es  la causa de lo que NOSOTROS MISMOS experimentamos en nuestra mente y en nuestro corazón.

Y por favor, perdóname por decirte que todo tu pasado no importa; el pasado consiste en recuerdos, en memorias que tú puedes manejar. Ya no te esfuerces en ver los retrovisores a cada instante, sobre todo si el camino estuvo lleno de obstáculos, dramas  e incertidumbres.

 

Por: Mariby Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *