Emociones,  Relaciones

SERENIDAD Y PANDEMIA 2020

¿Cuándo se convirtió el hogar en un sitio terrible?

Hola, no sé si te has dado cuenta, pero en medio de la Pandemia del CORONAVIRUS hay un movimiento mundial de reflexión y meditación colectiva, lo cual es extraordinario para nuestra salud y para la salud del planeta.

La medida de asilamiento ha producido un enorme malestar. Te pregunto ¿Cuándo se convirtió el hogar en un sitio terrible?

No. No es estar en tu casa lo que te perturba, te has dedicado quizá por años a equiparla, a embellecerla, adaptarla a ti, estar en ella no debería disgustarte…  El problema es otro. Este tiempo de recogimiento nos invita a permanecer solos o muy cerca de nuestro núcleo familiar, y en mi consulta de estas últimas semanas, la mayoría de las personas manifiestan la desesperación de mantenerse en sus hogares. Es que hemos huído de nosotros mismos por años.

Estamos compulsivamente ocupados, no sabemos quedarnos quietos. Trabajamos, estudiamos, nos dedicamos a nuestro hobby, vamos al gym, compartimos con amigos, viajamos, visitamos a la familia… en fin Tranquilizar el cuerpo y detener el quehacer frenético al que estamos acostumbrados nos enloquece. En esta pausa obligada  de la vida, tendrás que enfrentar las situaciones incómodas que has acumulado en tus relaciones más cercanas, te obligará a ver los conflictos y los desagrados de tu mente. El virus, el gobierno, la policía te obliga quedarte en casa. Aprovecha este momento, para calmarte, no para torturarte o torturar a tus compañeros de cuarentena.

Este es el verdadero desafío del CORONAVIRUS, de este “duelo planetario”, como he decidido llamarle, cuando superes el shock, la negación, la rabia y la tristeza de este, cierra los ojos un momento, respira y dedícate a ti. Si eres sincero contigo y decides aprovechar  este momento para tornarte hacia dentro. Deja de pensar que algo está mal en el mundo todo el tiempo.

En las redes se multiplican los “retos”, como el de patear un rollo de papel higiénico y demás actividades absurdas, sólo para seguir distrayéndonos. Yo te digo: Aprovecha este momento para conocerte, para mejorarte, para reconocer el poder de tu extraordinaria mente. Presta atención a lo que sucede dentro de ti. Sólo siéntate, cierra los ojos y respira. Al principio será desesperante, pero ese eres tú.

Si no tienes técnicas de relajación o meditación no importa, sólo respira. Cierra los ojos y respira, te invito a cerrar los ojos, porque de nuestros cinco sentidos, la vista es el más dominante, en el caso de otros mamíferos es el olfato, como en el caso de los felinos o los perros, pero en el nuestro es la vista, así que el objetivo es desconectarte del exterior y conectarte con tu interior. En momento de tanto desorden exterior, recuerda: Tu bienestar personal es el primer paso para el bienestar del los tuyos y del planeta. 

Si quieres una técnica sencilla y fácil para meditar o relajarte conscientemente, al final te dejo el audio para que practiques.

Mariby P.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *