Emociones,  Relaciones

¿A quién no le gustan los abrazos?

En el silencio de los abrazos están escondidas todas las frases hermosas: “aquí estoy “, ” no te preocupes “, ” todo pasa “, “cuenta conmigo”, “te amo”…

Abrazar es bueno para ti y para el ser que abrazas. Trae beneficios físicos y emocionales, no cuesta nada y produce mucho.

Y no solamente son divinos, estudios científicos confirman que un abrazo libera endorfinas en quien lo da y en lo recibe, por ello son curativos para el cuerpo y el alma. Dar y recibir abrazos aliviana los nervios, sana el insomnio, estimula los sentidos, nos brinda alegría, aquieta el alma, también reduce la presión arterial, en las mujeres reduce el dolor menstrual; calma el dolor de cabeza, alivia la ansiedad, disminuye el estrés y la depresión.

Ser abrazados fortalece la autoestima, sobre todo en los niños. Muchas fuentes también afirman que retarda el envejecimiento y reduce el apetito.

El abrazo es bienestar, es salud y es afecto. Así que abraza, abraza, abraza todo lo que quieras y todo lo que puedas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *