Cuerpo,  Emociones

¡RESPIRA!

¿Sabías que la manera en que respiramos no sólo repercute en nuestro bienestar físico, afecta de manera determinante nuestro estado de ánimo?

Todos podemos reconocer la importancia de la respiración en nuestra vida; podemos pasar semanas sin alimento, días sin agua, pero sin respirar tan sólo unos minutos… Además de mantenernos vivos, la respiración es importante en la construcción de tu estabilidad emocional y tu sensación de bienestar personal.

Si alteramos nuestros patrones de respiración, podemos tener el poder de modificar nuestro humor. Recuerdas alguna escena de una película de terror, o alguna situación que te causó miedo? Seguramente tu respiración se volvió inestable. Si reflexionas notarás que prácticamente al angustiarnos dejamos de respirar. Por el contrario, cuando estamos felices nuestra respiración se hace más lenta, más profunda. Si nos encontramos serenos y en calma, la tendencia natural de la respiración humana será introducir más oxígeno en el organismo.

Inténtalo, la próxima vez que te sorprendas de mal humor, controla y suaviza tu respiración, notarás como lentamente tu estado de ánimo mejora y puedes afrontar la situación de una manera más equilibrada… En situaciones cotidianas, trata de estar consciente de la regularidad y armonía con la que estás respirando. Recuerda: tu felicidad depende de tu actitud. Un triunfador se hace.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *