Emociones

PLANIFICACIÓN Y AUTODISCIPLINA

Estudiar hasta terminar una carrera, tener un cuerpo saludable y esbelto, crear tu propia empresa o incluso mantener tu casa ordenada, probablemente exija incluir o cambiar algunos hábitos en tu vida.

Elegí utilizar la palabra compuesta AUTODISCIPLINA, para describir una de las actitudes claves para el éxito en lo que te propongas, ya que el término “disciplina” podría ser rechazado de forma automática por la mayoría de nosotros, pues lo asociamos inconscientemente con represión, sobre todo las personas que tuvieron padres o maestros autoritarios. “AUTO DISCIPLINA”, es decir, que nadie más que tú, te obligas de alguna manera a cumplir tu compromiso de acción.

Por ejemplo, si tu meta es mejorar tu estado físico la autodisciplina requerida, podría ser para levantarte cuando suena la alarma a hora que decidiste o controlar mejor lo que comes. En este caso, para desarrollar la autodisciplina, será necesario que no te des la oportunidad de razonar contigo ninguna opción, es decir, si cuando suena la alarma del despertador, abres tus ojos pero empiezas a sentir la tibieza de tu cama y te dedicas a pensar si realmente quieres levantarte o si sería mejor quedarte un ratito más.

Lo mismo cuando estás a dieta y alguien te ofrece un postre, te aseguro, que si lo piensas correrás el riesgo de decirte: “mmm… me lo como, total, mañana me levanto más temprano y hago más ejercicio”. Si le das la oportunidad de dudar, tu cerebro buscará las razones que necesitas para no cumplir con lo que te prometiste hasta convencerte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *