Emociones,  Relaciones

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Todos tenemos momentos en la vida en la que con o sin justificación experimentamos desagrado o mal humor…

Reconocer los malos estados de ánimo, no significa resignarnos a experimentarlos irremediablemente. Debemos adquirir la conciencia de que al molestarnos y permanecer en ese estado por periodos de tiempo prolongados nos afectamos mucho más a nosotros y a nuestro cuerpo que al objeto o a la persona que ocasionó nuestra molestia. Si queremos ser emocionalmente inteligentes, debemos asumir nuestra responsabilidad de cambiar estos estados de ánimo por algunos más favorables.

Si estamos de buen humor en el trabajo, nuestro día fluye y somos más eficientes, si el buen humor se manifiesta en casa, automáticamente aumenta la cantidad y calidad de nuestras relaciones familiares y amistosas. El primer paso para lograr estados emocionales más gratos y que sean más prolongados es la auto observación, es decir prestando atención a tus emociones…. El día de hoy te invitamos a revisar atentamente en qué estado de ánimo has permanecido con mayor frecuencia en los últimos tres días?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *